Nuevas clases de corales descubiertas en el fondo del mar son apreciadas por su potencial minero

Se han descubierto tres especies de coral negro en el fondo marino del Océano Pacífico septentrional, una zona en la que varios países tienen contratos para explorar en busca de metales, incluidos el cobalto y el níquel, en su carrera por encontrar nuevos suministros de metales claves para las baterías.

Los corales fueron descubiertos en profundos montes y crestas marinas en la Prime Crust Zone, que es rica en metales y se extiende desde la Fosa de las Marianas hasta las islas hawaianas, según un artículo publicado el jueves en la revista científica Zootaxa.

Los autores Dennis Opresko, del Instituto Smithsonian, y Daniel Wagner, de Conservation International, dijeron que su objetivo era identificar los hábitats de las profundidades marinas en la zona que tiene las mayores concentraciones en la Tierra de costras de ferromanganeso ricas en cobalto.

«Estos corales de larga vida son muy parecidos a las secuoyas del océano. No sólo son de crecimiento lento y larga vida, sino que también proporcionan un importante hábitat para muchas otras especies», dijo Wagner.

«La extracción de su hábitat podría acabar con ellos antes de que sepamos su verdadero valor».

China, Japón, Rusia y Corea del Sur tienen contratos de exploración en la Prime Crust Zone, según la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (International Seabed Authority, ISA, por sus siglas en inglés), un organismo de las Naciones Unidas encargado de regular los fondos oceánicos.

Los ecologistas han pedido que se prohíba la minería en el fondo marino, que de lo contrario permitiría extraer de los nódulos y costras del lecho marino preciados recursos como el cobalto, el cobre, el níquel y el manganeso.

La minería de los fondos marinos podría destruir especies aún no descubiertas, dijo Ocean Panel en junio. Hasta la fecha sólo se ha cartografiado alrededor del 20% del fondo del océano, según Conservation International.

Las nuevas especies de coral negro se denominan así por sus esqueletos negros, pero pueden aparecer rosados, blancos o de varios otros colores debido a los tejidos vivos que crecen sobre el esqueleto.

Estudios anteriores han encontrado una especie de coral negro de más de 4.250 años de antigüedad, dijo Conservation International.

La ISA, con sede en Jamaica, ha elaborado un reglamento de exploración, pero aún no ha establecido las normas de explotación necesarias para que la minería en aguas profundas siga adelante.

Una asamblea presencial de la ISA se pospuso a partir de julio debido a la pandemia de COVID-19, y ahora «lo más probable» es que tenga lugar a principios de diciembre, según el sitio web de la ISA.

 

Fuente: World Energy Trade.