Minería y adaptación al cambio: El riesgo de seguir haciendo más de lo mismo

Chile no se está haciendo cargo del ciclo de valor de su minería. Un adecuado manejo de los residuos tiene que ver con minimizar sus impactos ambientales, pero también con recuperar una mayor cantidad de subproductos, señalan expertos.

*Artículo elaborado por Consorcio JRI & EcoMetales.

Todos los estudios sobre mega tendencias en minería coinciden en que el principal desafío que enfrenta el sector es cómo minimizar sus impactos ambientales.

Chile no aprovecha hoy sus residuos mineros. Para recuperar valor desde ellos, el país debe migrar desde una minería basada en la extracción a otra basada en el conocimiento. Es el camino que transitan otras industrias: el de la economía circular.

La actividad minera ha sido históricamente una actividad extractiva, que ha dejado grandes huellas en la corteza terrestre. Una de sus “externalidades” más conflictivas son los residuos.

Con un enfoque de explotación que desecha más del 99% del material que remueve -entre relaves, ripios de lixiviación y/o escorias- es poco probable que el tema se resuelva sólo con gestión. El desafío es económico, social, ambiental y, además, precisa respuestas colaborativas.

El manejo de relaves y tranques, por sus volúmenes y por los accidentes y emergencias registrados, es uno de los aspectos de mayor impacto de la minería. Y no es tema de una empresa en particular. Nadie podría discutir que después del desastre de Brumadinho, en Brasil, toda la actividad minera ha sido cuestionada y su mala reputación se profundiza.